Alimentación y rendimiento escolar niños

Alimentación y rendimiento escolar

Una buena alimentación aporta beneficios en muchos campos. Hoy os contamos la forma en la que esta influye en el rendimiento escolar de los más pequeños.

En tiempos en los que el colegio cada vez exige más y la comida industrial como la bollería y los ultraprocesados están a la orden del día, es fundamental cuidar y fomentar hábitos saludables en la vida de los niños.

¿Qué clase de dieta debe tener un niño?

Lo mejor que se le puede ofrecer es una dieta equilibrada que pueda acabar traduciéndose en un estilo de vida saludable, incluso una vez pasada la infancia.

No pueden faltar menús en los que estén presentes los cereales, las verduras y las frutas y en los que el agua no sea sustituida por zumos o refrescos gaseosos como bebidas principales.

Esto aportará la fibra y los nutrientes necesarios que les ayudarán a sentirse saciados y regular el hambre sin tener que recurrir a otro tipo de alimentos repletos de azúcares.

El desayuno, clave para el rendimiento

Siempre se ha hablado de que el desayuno es una de las comidas más importantes del día y, aunque suene a tópico, es cierto.

Estudios han demostrado que los niños que no toman un buen desayuno presentan más fallos en ejercicios matemáticos y de lenguaje, mientras que los que sí lo hacen muestran una mayor capacidad de memoria.

Muchos colegios están poniendo en vigor proyectos que pretenden fomentar el consumo de productos variados y más saludables. La idea es que cada día de la semana, se lleve una cosa distinta (los lunes cereales, los martes bocadillos, los miércoles lácteos, los jueves fruta y únicamente los viernes la elección es libre, por ejemplo).

Es muy importante que los padres y madres estén dispuestos a cumplir con esa tabla y que no por ello dejen de lado el desayuno que deben tomar en casa. No pueden salir de casa solo con un vaso de leche. Lo más recomendable es introducir cereales y piezas de fruta en su rutina de mañana.

Todo cuenta

Hay que atender a tres elementos para que el rendimiento escolar mejore de forma notable: alimentación, ejercicio físico y descanso.

La conjunción de todos contribuye en la actitud de los niños y les ayuda a mejorar su salud tanto física como mental y emocional.

Esperamos haberte ayudado con estas pautas para que puedas aplicarlas en la vida de tus pequeños. No dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad