Centro de estetica Sevilla

Estética

Tratamiento de termolipólisis

La termolipólisis es un tratamiento indicado para eliminar la grasa localizada mediante infrarrojos. Estos actúan en el tejido adiposo subcutáneo y debilitan las membranas de los adipositos, que terminan rompiéndose, expulsando la grasa al torrente circulatorio y sistema linfático. Posteriormente, gracias a este tratamiento estético, la eliminación final de la grasa se produce a través de la orina.

Tratamiento de cavitación
El tratamiento de cavitación consiste en un tratamiento no invasivo que combate la grasa localizada y la celulitis mediante la aplicación de ultrasonidos. La emisión de ultrasonidos a nivel de superficie externa de la piel produce cambios de presión en el líquido intersticial del tejido graso, generando micro burbujas (cavidades), que provoca la destrucción de la célula adiposa, con la consiguiente transformación de la grasa en una sustancia líquida que será eliminada a través de los sistemas urinario y linfático de forma natural. La cavitación estética no es un método para perder peso.

Consigue eliminar la acumulación de grasa de zonas localizadas que no puede eliminarse mediante dietas o ejercicio. Por lo tanto, es necesario encontrarse más o menos en su peso ideal para realizarse este tratamiento. Se pueden conseguir muy buenos resultados, pero todos dependen del estado inicial de la paciente.

La duración es variable, depende la forma de vida de las personas, si realizan actividad física, dieta equilibrada etc. Se requieren mantenimientos mensuales o bimensuales, según los pacientes.

Tratamiento de mesoterapia

La mesoterapia consiste en inyectar unas sustancias en el tejido subcutáneo de tipo alopáticas, homeopáticas  y de extractos de hierbas tropicales, que disuelven las grasas localizadas que no desaparecen únicamente siguiendo una dieta, tal y como ocurre con la celulitis nodular o difusa.

Depilación láser
La depilación láser consiste en la destrucción del folículo piloso, generando calor alrededor del pigmento (melanina) que contiene el tallo del pelo y se destruye el folículo del que surge ese mismo pelo. La melanina es la sustancia natural responsable de la coloración del folículo piloso, pero la piel también contiene melanina, por lo que los aparatos láser que se utilizan para depilar están ajustados de modo que emitan la luz con la longitud de onda apropiada para que sea absorbida por la melanina del folículo piloso sin dañar la piel circundante. Cuando la melanina absorbe la energía lumínica, la transforma en energía térmica, y el calor resultante es lo que retrasa el crecimiento folicular.

En la clínica se utiliza el láser Alejandrita. Se trata de un equipo óptimo para depilación y después del estudio del paciente, los resultados son altamente satisfactorios.  Sin embargo, no es el tipo de láser indicado en pieles muy oscuras. El láser Alejandrita es absorbido por la melanina y por ello es muy eficaz en depilación, ya que el color del pelo se debe a la melanina. Es el tratamiento de elección en pelo de calibre medio-fino donde el láser de diodo precisa de mayor energía para obtener el mismo resultado. En pelo grueso y oscuro su eficacia es muy alta.

La duración del tratamiento se determina en función del tipo de vello y la zona a tratar. Las sesiones, dependiendo de las zonas, requieren más o menos tiempo entre sesión y sesión.